Alfredo Navarro: “Todos somos idealistas en algún campo de nuestra vida”

Plaga es un grupo novel de música electrónica que nació en el año 2007, formado por dos de los integrantes del grupo Vagabond. Después de realizar versiones de grupos de punk-rock de finales del siglo pasado, decidieron embarcarse en un nuevo proyecto con influencias de triphop, dubstep e industrial. Julia García y Alfredo Navarro componen e interpretan por las salas de España sus propios temas. Con un carácter esperanzador e idealista conciben la música como una herramienta para “el entendimiento humano”. El cantante y compositor Alfredo Navarro nos regala unas horas de conversación en un mesón del centro de Madrid.

¿Qué os inspiró para crear al grupo? ¿Por qué os dedicáis a la música?

Claramente me inspiró la sociedad en la que vivimos. Tenía la necesidad de transmitir sensaciones y sentimientos y comprender los de los demás. Crear un ambiente cargado de paroxismo idealista.

¿Es importante el idealismo?

Todos somos idealistas en algún campo de nuestra vida. Algunos lo son en el fútbol y otros lo son con los mecanos.

¿Cómo os conocisteis?

Esto es lo más interesante de todo. Un día… un día llamaron a la puerta estando en mi casa y cuando fui a abrir, era yo. Realmente somos dos, pero el otro soy yo también. Estoy de broma, jeje. Nos conocimos una tarde de Domingo en un parque de Moratalaz (hace referencia al nombre de una canción). Tenemos una canción dedicada a La Cabra Mecánica por eso.

¿Entra el grupo La Cabra Mecánica dentro de vuestras influencias?

Es un referente, pero no musicalmente. Y eso que me gusta. Pero me inspira sobre todo a nivel lírico, es una de las cosas que buscamos aunque no tengamos muchas letras, el transmitir una serie de sensaciones a través de la música. Al no tener idioma es algo más universal.

¿Cómo compones?

Canto en voz alta y luego lo reproduzco todo, jeje. No quiero mentirte, es lo que hago.

¿Cuándo empezasteis a tocar juntos Julia y tú?

Cuando empezamos a tocarnos, jajaja. Lo cierto es que fue más o menos en el mismo momento, cuando vimos que nuestras ideas confluían.

¿Cuánto tiempo llevas en la música?

Quince o veinte años. Desde que nací prácticamente.

¿Cuántos años lleváis trabajando en el proyecto Plaga?

Empezamos hace cinco años. Cuando vimos que queríamos hacer las mismas cosas. Algo muy complicado de conseguir en el mundo de la música.

¿Por qué os decantasteis por este nombre?

Consideramos que somos parte de ello. El ser humano es un cáncer para todo. Podría decirte que lo es para la naturaleza, pero lo somos hasta con nosotros mismos. Podríamos haber encontrado un nombre en tercera persona, pero nosotros también formamos parte de ello.

¿Qué os atrajo de la música electrónica?

Bueno, al principio nació por un gusto. También porque te permite conseguir, cómo decirlo… un sonido más… amplio. Te da muchas posibilidades. Puedes jugar con todo tipo de parafernalia sonora… mezclar frecuencias, ecualizar. Puedes hacer lo que quieras con una onda. Puedes masajear la música. Por otro lado te das cuenta de que también es más barato (suelta una risita).

Hay quien opina que la electrónica no es música. ¿Qué opinas?

Diría que esa persona no ha escuchado música electrónica suficiente, o no la adecuada. Hay mucha que yo tampoco consideraría música ¿pero qué es música y qué no hoy en día?

¿Y qué es música para ti?

Todo. Es que… cualquier tipo de comunicación a través del sonido puede serlo. Hoy en día y a partir de las vanguardias la música se ha disparado y empezó a ser cualquier cosa. Hay gente que hasta se siente ofendida por esto.

¿Cuáles son vuestras influencias?

El mundo.

¿Y vuestros grupos preferidos?

Massive Attack, Portishead, Techno Animal…

¿Qué es lo más importante para que un grupo salga adelante?

Que exista confluencia en la forma de hacer. Es muy difícil encontrarlo. Es la unión y la comunicación entre los componentes del grupo. O eso, o contratarlos y que uno sólo componga lo que le dé la gana.

¿Ha cambiado vuestra relación con la gente desde que subís al escenario?

Hombre, con los colegas no. Es cierto que el público empieza a mirarte con unos ojos y acaban con otros. El porqué, no lo sé.

¿A qué tipo de espectáculos os dedicáis?

A conciertos y a sesiones.

¿Comenzasteis haciendo versiones o con temas propios directamente?

En Plaga, no. Comenzamos con temas propios.

¿Ha habido antes otros proyectos?

Sí. Eran muy ‘punkis’. Versionábamos a Dead Kennedys y grupos así.

¿Por qué no siguieron adelante? ¿Hubo problemas con el grupo?

No, iba todo bien. Pero era divertido, la gente se lo pasaba bien y yo no puedo pasarlo bien tocando música social. Tengo que bajar del escenario y que haya servido para denunciar algo.

¿Cómo han encajado vuestras familias esta dedicación?

No se… mal. No lo encajan demasiado bien. Pero digamos que yo estoy viviendo en mi casa y no hay relación. La de Julia, bien. Les gusta, bueno, no les gusta. Pero nos apoyan.

Recientemente ha sido cerrada la página de Megaupload. ¿Qué opinas sobre las descargas gratuitas de creaciones, tanto de música como de libros, fotografías, etc?

Eso es sólo retrasar la cultura. Está comprobado que la gente que regala su arte al final acaba consiguiendo más dinero que los que no lo regalan. Tienes el caso de un escritor y dibujante de cómics del que se ha hablado hace poco, te lo buscaré porque ahora no recuerdo el nombre. Y Madonna o Trent Reznor son ejemplos clarísimos. Es un atraso no permitirlo.

¿Qué perspectivas tienes respecto al mundo? ¿Merece la pena seguir tocando?

Claro. Eso no se tiene que acabar. La gente que tira la toalla… se acaba acomodando. Y al fin y al cabo, eso va en contra de la natura del ser humano. Nos tenemos que ayudar los unos a los otros. Los que creen en la ayuda y la fraternidad tienen que demostrarlo. Lo creo vehementemente. No hay que dejar de hacer cosas por todos y cualquier acción es válida, aunque sea el ayudar a una viejecilla a que se ha perdido.

¿Desde cuándo llevas aprendiendo música?

Pues fíjate, que tengo un grupo… y yo canto. Pero estuve en el conservatorio… unos diez años con el fagot. Pero lo dejé porque me cansé. No de la música, sino de la gente, del ambiente de allí.

¿Cuántas horas diarias le dedicáis?

Según la inspiración. Hacemos tres ensayos conjuntos de dos horas a la semana mínimo, pero cuando componemos podemos estar cuatro o cinco ensayos si la cosa va muy bien o fluida.

¿Y tú concretamente cuántas horas diarias le dedicas a la composición?

Toda la vida. Estoy por la calle y canto. Es un no parar. Cuando mi mente capta algo que le gusta más de la cuenta en mi ritmo diario lo retiene.

¿Cuál es vuestro próximo objetivo? ¿Habéis pensado en una gira?

No, porque no hay dinero.

Pero sí habéis salido de Madrid varias veces, ¿no?

Sí, hemos estado en Galicia, en Asturias, Málaga… Hay gente que llama gira a dar tres conciertos o dos fuera de su zona, y eso lo hacemos. Sobre todo en verano. Pero a eso a mi no me gusta llamarlo gira.

¿Habéis estado fuera de España?

No. Tenemos ganas, pero no.

¿Cuál es el concierto que más habéis disfrutado hasta ahora?

Un concierto que dimos al aire libre en Entrevías, en Madrid. Lo digo más que nada porque fue uno de los conciertos en los que sentimos una vibración muy especial con el público. Parecía que el amor fluía de forma mutua.

¿Cómo está el panorama para tocar en salas de Madrid?

Muy bien. Si te las buscas, puedes tocar. Prácticamente todo el mundo, toque mal o bien, puede actuar en algún sitio en Madrid. No a todas horas, pero es fácil que te concedan conciertos. Otra cosa es que vuelvas a repetir en la misma sala, que les gustes o no, o que paguen algo decente.

¿Es el público receptivo con este tipo de espectáculos? Me refiero al hecho de ir a ver a un grupo novel, desconocido.

Puf. Normalmente no. Es curioso cómo ves a gente que te mira pero no hace nada. Te mira expectante. Vas a un concierto de Iggy Pop y están desfogados. Y luego ves a un grupo desconocido que lo hace tres veces mejor y la gente no hace nada. El hecho de ser mediático da puntos.

¿Cómo os lleváis? ¿Desgasta la relación el trabajar juntos en este ámbito?

¿Cómo va a desgastar algo cuando estás tan pegado a otra persona? Lo raro sería que no estuviésemos juntos.

¿Y tenéis otros proyectos a parte?

Sí, salvar el mundo (sonríe).

 

No os podemos prestar material original del grupo Plaga porque no tienen grabaciones. Pero si os interesa, podréis conocerles en vivo y en directo el próximo 20 de Abril en la sala La Mala de Madrid.

Os dejamos como referencia algunos de los grupos que han servido de inspiración para estos dos jóvenes:

Leaving Hope, And all that could had been – Nine Inch Nails:

Sub Species, The brotherhood of the bomb – Techno Animal:

Angel, Mezzanine – Massive Attack:

Strangers, Dummy – Portishead:

8, Nine Inch Nails – Ghost I

Leiza González

Fuentes:

http://www.youtube.com/

Declaraciones Alfredo Navarro, compositor y cantante del grupo novel Plaga.

Anuncios