Los desvaneros extremeños

Un grupo de amigos extremeños, melómanos y fanáticos del buen rollo decidieron probar qué tal se les daría el mundo de la música, así surgió El Desván del Duende.

Dieron el gran salto entre enero y abril del 2004 grabando su primera maqueta. Visitaron unas cuantas comunidades españolas y vendieron unos seis mil copias de la maqueta aproximadamente. El dinero recaudado de los discos lo invirtieron en nuevos instrumentos, posiblemente de más calidad que los utilizados previamente y decidieron tirar la casa por la ventana publicando su primer disco “Eres buena gente”.

Ahora sí, consiguen dar la vuelta a España con la gira “Macetas de Colores Tour” (nombre de una de sus canciones más conocidas), encantando a todo aquél que acude a sus conciertos. Empiezan a  ser conocidos nacionalmente hablando, lo que les da oportunidades de trabajar o compartir escenarios con artistas consolidados de la talla de UB40, Bebe, Los Delinqüentes, Pereza, etcétera.

En el 2009, como si la crisis mundial no fuera con ellos publican su segundo disco “Increíble, pero cierto”. Con esta pieza musical alcanzaron el “éxito” ya que lograron ser uno de los grupos más escuchados en España durante esa época. Este disco conserva el estilo tan pegadizo y característico del grupo, gracias al ritmo contagioso de su rumba. Además, este grupo de amigos son autodidactas, escriben sus propias letras, letras trabajadas que consiguen lo que muchos otros grupos todavía no han logrado, y eso que son un grupo salido de la calle.

Actualmente, El Desván del Duende es ya un grupo consolidado al que por lo menos uno de cada 10 jóvenes españoles ha escuchado alguna vez en su vida y ha repetido.

El pasado día 17 de enero de este año que entra, han lanzado un nuevo disco, “Besos de Cabra” y ya va el tercero de este grupo que promete. El día 3 de enero estuvieron aquí en Madrid dando un concierto, así nos lo cuenta Cristina Turégano una joven extremeña amiga de Topo uno de los integrantes del grupo y fan incondicional de éstos:

“Al llegar al concierto tuve que colarme hasta conseguir llegar a la primera fila, mereció la pena, Topo me reconoció, me guiñó un ojo en señal de complicidad y me dedicó la canción que me había prometido, “La niña buena” mi canción favorita ya que hace años en un campamento, Topo nos la había enseñado antes de que se hiciese pública y me encantó.

De verdad que recomiendo totalmente a  este grupo. Puede que no sea del estilo que todo el mundo escucha pero hace pasar un buen rato y sacarte una sonrisa en cualquier momento.”

Así que ya sabéis blogueros, ser desvanero está de moda!

A continuación algunas de las canciones que han hecho famoso a este grupo rumbero:

Esperamos que os guste, nunca está mal probar algo nuevo!!!

Lucía Martínez Cabanelas

Fuentes:

Declaraciones de Cristina Turégano Mate

http://www.eldesvandelduende.com